Cales de Ponent

Este proyecto se basa en la demolición de la antigua recepción y restaurante con la intención de crear un nuevo edificio que da una nueva imagen de modernidad al complejo hotelero.

Se crea una pieza compacta y de forma muy pura dando un resultado minimalista y racional. La fachada se compone de dos materiales, vidrio y hormigón, re-interpretándolos cómo un muro-cortina. En el resto del complejo se depuró la imagen y se cambiaron los muebles y electrodomésticos.